Ojeras: inyección de grasa enriquecida

Bolsas y ojeras: tratamiento con grasa enriquecida

Las bolsas y ojeras afectan a una misma área anatómica: la región orbitaria y palpebral inferior. Tienen en común que son un motivo de consulta frecuente pero son entidades muy diferentes.

La bolsa verdadera (cuando la bolsa aparece por retención de líquidos se dice que es pseudobolsa) aparece cuando se prolapsa la grasa intraorbitaria que almohadilla el globo ocular.

Con la edad o también por factores hereditarios, las fascias y tejidos que contienen estas estructuras se hacen laxas perdiendo la capacidad de contención provocando el prolapso. Su tratamiento es sencillo mediante escisión o transposición quirúrgica. (ver artículo Blefaroplastia inferior para el tratamiento de las bolsas)

Las ojeras son alteraciones en la coloración de la piel de alrededor de los ojos especialmente a nivel del párpado inferior debido a una producción excesiva de melanina y/o a una vasodilatación de los capilares de la piel.

Dado que la piel de esta zona es muy fina, las venas se trasparentan. Surgen principalmente por falta de sueño que provoca una dilatación de los vasos sanguíneos y por el envejecimiento que hace que la piel sea cada vez más fina. También puede deberse a condiciones hereditarias por la disposición morfológica especial de la vascularización.

POR TANTO, SE PUEDE HABLAR DE OJERAS:

  1. Pigmentadas: aumento de la melanina de la piel de los párpados por herencia, por dermatitis o eccemas.
  2. Vasculares: ojeras de color violáceo al transparentarse los vasos sanguíneos bajo la fina piel del párpado.
  3. Valle de lágrimas: surco marcado que va desde el canto interno del ojo a la mejilla como consecuencia del envejecimiento y la atrofia grasa.

TRATAMIENTO DE LAS OJERAS

Aunque se han descrito técnicas invasivas como la ligadura de los vasos temporales para eliminar el retorno venoso y así el calibre los vasos en esa zona con el objeto de aclarar el área, lo cierto es que está técnica tiene sus limitaciones en los resultados y puede ser discutida.

La corriente actual de tratamiento es en el sentido de engrosar y mejorar la calidad de la piel de la zona: mesoterapia específica, ácido hialurónico de nueva generación y especialmente el autotrasplante de grasa del propio paciente obtenida del abdomen, flancos o muslos.

Concretamente para las ojeras se utiliza la técnica de NANOFAT un tratamiento relativamente reciente que mejora el aspecto de la ojera. A finales de 2012, Tonnard describió el uso de Nanofat como una infiltración intradérmica de grasa emulsionada para el rejuvenecimiento de la piel.

La principal diferencia en comparación con las otras técnicas de injerto de grasa descritas hasta entonces (tipo Coleman: Microfat) está en que en la Nanofat no hay adipocitos viables en el contenido inyectado, mientras que las células madre derivadas del tejido adiposo mantienen sus propiedades funcionales.

Los resultados obtenidos en el estudio realizado por Tonnard fueron excelentes, mejorando la calidad general de la piel y reduciendo las áreas de pigmentación. Aunque los autores concluyeron que el principal efecto de la inyección de Nanofat estaba probablemente relacionado con una actividad de las células madre.

¿CÓMO SE HACE EL TRATAMIENTO CON NANOFAT?

La técnica es muy sencilla: bajo anestesia local solo se necesitan recolectar entre 3 y 5 ml de grasa que se emulsiona mecánicamente para poder ser inyectada intradérmicamente mediante agujas finas de 27G. Técnica similar a la de la mesoterapia.

Además, podemos enriquecer Nanofat con plasma rico en factores de crecimiento del propio paciente obteniendo un cóctel con alta capacidad apocrina y paracrina.

  1. MARCADO

    Bolsas y ojeras: Nanofat. Marcado

  2. EXTRACCIÓN DE GRASA DE LA PROPIA PACIENTE

    Tratamiento ojeras grasa propio paciente

  3. INYECCIÓN DE GRASA ENRIQUECIDA

    Ojeras: inyección de grasa enriquecida