¿Qué es el Bótox y para qué sirve?

Los retoques con bótox se han hecho populares (¡todo el mundo se pone bótox!) por la naturalidad de los resultados: en pequeñas dosis controladas notamos al momento cómo la piel de la cara tiene más luz y parece más joven y fresca.

Aplicar inyecciones de bótox es una técnica segura, sencilla y no invasiva. Es un tratamiento que se puede hacer en cualquier época del año. Es una técnica prácticamente indolora ya que se realiza con unas agujas extrafinas.

El bótox consigue una expresión serena y relajada, así como la atenuación de las arrugas de expresión: está indicado sobre todo para las arrugas del entrecejo, la frente, las comisuras de los labios y en el contorno de los ojos para las patas de gallo o el modelado de la posición de las cejas.

¿Cuánto dura el efecto del bótox?

El efecto empieza a notarse a las 24-48 horas después de la inyección y la sensación de debilitamiento muscular máxima en 7 días. La paralización del músculo después de la primera inyección dura entre cuatro y siete meses en la mayoría de los pacientes.

¿Con qué frecuencia se necesita una reinyección?

La reinyección para seguir sintiendo que las arrugas se desvanecen se recomienda cada cuatro o seis meses. Dependiendo de cada paciente, su fisionomía y sus expectativas, se necesita volver a poner bótox en un período de 4 a 12 meses, en ocasiones más tarde.

Mesobótox, qué es

MesoBotox es una alternativa no agresiva contra las arrugas y líneas de expresión que combina dos tratamientos tan probados como la mesoterapia facial y el bótox.

El mesobotox consiste en la inyección de múltiples pequeñas dosis de Botox en la piel de la cara que puede servir para reducir la acción del sudor (para la gente que tiene los poros muy abiertos) y las glándulas sebáceas, así como tratar la capa superficial de los músculos faciales (relajándolos).

El objetivo principal de MesoBotox es relajar los músculos orbiculares para causar la reapertura de los orificios del cuerpo que se han ido estrechando. El efecto es que mejora el brillo de la cara y da sensación de piel lisa con los poros más cerrados, todo ello manteniendo la capacidad de mover todos los músculos más profundos de la cara por lo que conserva un aspecto natural.

Ventajas del mesobotox:

  1. Movimiento, ¡no! al efecto careta del exceso de bótox:

Después de ver a gran cantidad de famos@s que han abusado del bótox, una de las cosas que más les preocupa a los pacientes es un resultado natural, que no haya sensación de parálisis facial completa (efecto careta) por la toxina botulínica. La preservación de un cierto grado de movilidad facial es de más valor estético que la falta total de movimiento.

  1. Relaja los músculos orbiculares (o buenos):

El uso del mesobotox vendrá determinado por la estructura ósea, que normalmente actúa como una estructura tensa (como el palo de una tienda de campaña) para los músculos; o por zonas deprimidas como las ojeras debajo de los ojos, donde nunca se debe inyectar la toxina botulínica.

En consecuencia, la morfología del hueso facial debe ser evaluada cuidadosamente al realizar un tratamiento mesobotox. Una de las consecuencias del envejecimiento en los seres humanos es que las aperturas naturales del cuerpo progresivamente se van cerrando o empequeñeciendo. A un nivel facial, es muy común ver este efecto en los ojos y en la boca. El principal objetivo del botox, y en particular de mesobotox, es relajar los músculos buenos (músculos orbiculares) para provocar la reapertura de los orificios.

  1. Aspecto natural:

El mesobotox busca la preservación de la belleza natural. La técnica del mesobotox conserva lo que es natural, trata de embellecer pero sin rastros de la toxina botulínica. Son unas microinyecciones de botox, que por la poca cantidad de producto que aplican y al ser más superficiales, logran un resultado mucho más natural.

 

Técnica, cómo se pone el mesobotox

1. Se limpia la cara con una solución apropiada.

2. El médico especialista evalúa detalladamente la situación del rostro del paciente:

A diferencia del bótox convencional, el mesobotox es un tratamiento mucho más personalizado. Un médico especialista realiza una evaluación facial detallada que consiste en una evaluación visual y la palpación de los músculos para determinar el tipo de masa muscular en relación con la estructura ósea subyacente del paciente. Para evaluar el funcionamiento muscular se debe pedir al paciente que haga muchos gestos y expresiones, con ello se prueba el funcionamiento de los músculos faciales y el grado de interrelación muscular.

Se solicita al paciente que realice un mínimo de 5 movimientos diferentes:

a) El cierre de los ojos lo más ajustado posible;

b) La apertura de los ojos al máximo mientras se levanta las cejas: este es un movimiento clave que muestra si las cejas tienen una tendencia de subirse en exceso, evitando así el efecto no deseado del “mephisto”.

c) Fruncir el ceño;

d) Fruncir los labios hacia delante, como un beso forzado;

e) La curva de las comisuras de la boca hacia arriba, como en una sonrisa exagerada.

3. La evaluación precisa de la aplicación adecuada.

Usamos un rotulador quirúrgico para marcar todas las áreas de interés. Las áreas “exceso” deben ser identificadas con puntos o pequeños círculos.  Las áreas “deprimidas”, las arrugas y las líneas de expresión deben ser identificadas con guiones o “líneas sombreadas”.

La técnica de la inyección de la toxina botulínica sigue los principios de las inyecciones de  la mesoterapia. Las inyecciones intradérmicas deben ser administradas en la dermis medial para formar una pápula dérmica que permitirá la difusión. Si las inyecciones son demasiado superficiales, las pápulas se convertirán en las vesículas y las drogas inyectadas se mantendrán en un nivel dérmico superficial con prácticamente ningún efecto subyacente.

Una fórmula de Mesobótox para cada paciente

Hay varias diluciones de toxina que se pueden utilizar dependiendo del uso previsto..

Se puede elegir entre una de las siguientes fórmulas:

Fórmula Mesobótox nº 1 – Alta Concentración

100U Toxina Botulínica

1 ml de solución salina fisiológica

 

Fórmula Mesobótox nº 2 – Concentración estándar:

100U Toxina Botulínica

5 ml de solución salina fisiológica

0,15 ml de xilocaína al 2% con adrenalina

 

Fórmula Mesobótox nº3 – Diluido Toxina Botulínica

100U Toxina Botulínica

7 ml de solución salina fisiológica

0,2 ml de xilocaína al 2% con adrenalina

 

Fórmula Mesobótox nº4 – Toxina botulínica altamente diluida:

Utilizado en micro inyecciones en los poros agrandados en la nariz y la barbilla

100U Toxina Botulínica

1 ml de solución salina fisiológica

 

Fórmula Mesobótox nº5- “Mesolift y Botox” Combinación:

10 UI Toxina Botulínica – diluida en una jeringa de 5 ml con procaína + vitamina C

La importancia de los puntos de inyección:

Como Cl. LeLouarn declaró en su artículo en la revista “Cirugía Plástica Estética”, con el fin de evitar una excesiva difusión, la toxina botulínica altamente concentrada se debe utilizar en los músculos cortos y gruesos, mientras que la toxina botulínica diluida se debe utilizar en los músculos planos y delgados.

Si quieres empezar a tratar tus arrugas y líneas de expresión, puedes pasarte por nuestra clínica, cómo llegar, o mandarnos tu caso por email a info@cirugiafacialbenidorm.com

COMPARTE ESTO:

This post is also available in: Inglés