Radiofrecuencia para microcirugía

El radiobisturí o bisturí de radiofrecuencia

Un poco de historia….

Los primeros visionarios, en las épocas de los primeros transistores y aparatos de radio, observaron que al manipular los cables de conexión de las antenas ocurrían accidentes leves. Según el punto donde se tocaba podía ocurrir que en lugar de sensación de electricidad o corriente, solo ocurriera una quemadura muy rápida, limpia y no sangrante, de fácil cicatrización. Era simple pensar que esto ocurría cuando las potencias eran bajas.

Los primeros aparatos electrónicos para corte y coagulación en cirugía fueron introducidos en la década de los 60. Desde entonces la tecnología ha avanzado a pasos de gigante y con ella la electromedicina en general.

A finales de la década de los 70 los fabricantes del mundo dedicaron mayores esfuerzos a perfeccionar los viejos equipos de electrocirugía, así aparecieron unidades con formas de onda muy perfeccionada, con menor necrosis y menor daño colateral por calor del tejido circundante,  abriendo áreas de trabajo para la cirugía con aparatos de corte y coagulación que antes se reservaban para el bisturí “frío” o bisturí de acero: neonatología, plástica,  estética, neurocirugía, etc.

Al mismo tiempo, la microelectrónica ha permitido el desarrollo de aparatos con dimensiones y pesos cada vez más reducidos, esto facilita que cada profesional pueda tener su unidad propia, liberándolo de la dependencia de la institución en la que opera. Disponer de su entorno de trabajo independiente brinda seguridad, acorta los tiempos de exposición del paciente y, en definitiva, minimiza los resultados adversos.

En este contexto, en la ultima década han surgido unidades de electrónica avanzada, electrobisturís portátiles y de precio accesible que ofrecen mejores prestaciones que los tradicionales, con posibilidades infinitas en diferentes campos. Sin embargo, en muchos quirófanos actuales se hallan en servicio equipos que, aunque bajo un aspecto muy  moderno, pertenecen a los “honorables” comienzos de la electromedicina.

 

Múltiples electrobisturís en el mercado de aspecto moderno

Radiobisturí para cirugía facial sin cicatrices en Benidorm, Alicante.

Para marcar la diferencia entre la generación de equipos todavía vigentes pero de tecnología más antigua, de las nuevas generaciones de aparatos más sofisticados, algunos fabricantes lanzan el término [highlight_blue]RADIOCIRUGÍA o RADIOFRECUENCIA.[/highlight_blue]

 

Electrocirugía (electrobisturí) frente a radiocirugía (radiobisturí)

En el mercado dirigido a la cirugía hay dos tipos de instrumentos que se diferencian por la frecuencia portadora de su generador: electrobisturís y radiobisturís. Realizan funciones parecidas. Tan solo un accesorio delata claramente el tipo de equipo: el electrodo neutro, que en el caso del radiobisturí se llama antena y está forrada de un material aislante que impide la conducción eléctrica a través de ella pero sí permite la recepción y emisión electromagnética.

La radiocirugía consiste en el paso de ondas de radio de alta frecuencia (RF, por encima de 3,5 MHz) puras y continuas a través de un tejido. La RF es una oscilación electromagnética que provoca agitación molecular en tejidos que poseen gran cantidad de agua y sales, siendo capaces de conducir corrientes eléctricas.

La resistencia del tejido a la corriente (entre 5000 y 10000 Ohmios) produce energía en forma de calor. Dicho calor es producto de campos electromagnéticos y no de chispas como con el electrobisturí convencional. El calor volatiliza el liquido intracelular, solamente en el punto de contacto del electrodo que permanece frío, con la consiguiente vaporización del tejido, sin chispazos o quemaduras.

Radiofrecuencia Vs electrocirugía en Benidorm, Alicante

Radifrecuencia frente a electrocirugía. El daño térmico colateral con un electrobisturí convencional es casi el doble si lo comparamos con el que produce un radiobisturí moderno.

Por el contrario, la electrocirugía utiliza una frecuencia mucho más baja, entre 0,3 MHz y 1,6 MHz. Debido a la resistencia que se produce al paso de la corriente eléctrica por el organismo, el electrodo se calienta, este calor se transmite directamente por contacto al tejido produciendo cicatrizaciones irregulares.

El calor es producto de chispas que se producen por ionización de los gases o inflamación de las sales existentes en los tejidos que se volatilizan por exceso de tensión. Las chispas destruyen áreas de tejido de forma incontroladaconllevan riesgo de edema y pequeñas hemorragias internas producidas por el tapón necrótico expulsado antes de producirse la cicatrización del vaso.

 

¿Qué es un radiobisturí o bisturí de radiofrecuencia?

Un radiobisturí o bisturí de radiofrecuencia es un aparto de última generación que permite modular la corriente electromagnética para conseguir ondas de alta frecuencia (hasta 4 MHz), con frecuencias y tensiones de salida variables dependiendo de las condiciones del tejido sobre el que actúa: grosor, impedancia, humedad, temperatura, electrodo utilizado…

De este modo, un radiobisturí permite la coagulación y especialmente el corte de piel y tejidos de forma muy precisa, con mínimo daño colateral por calor (quemadura y desecación). El corte y la coagulación simultáneos de la piel tiene como resultado una herida limpia, sin hematoma y con una cicatrización excelente sin riesgos de tatuaje por calcinación o cicatrices inestéticas.

 

Bisturía de Radiofrecuencia BM-780 II – Generador de Radiofrecuencia

Bisturí de radiofrecuencia para no dejar cicatrices en Benidorm, Alicante

[highlight_blue]En nuestro Centro disponemos del generador de radiofrecuencia BM-780 II de la marca alemana Sutter®. [/highlight_blue]Este aparato de radiofrecuencia tiene la función automática AutoRF que controla el estado del tejido y ajusta la potencia de acuerdo a la estructura del tejido y condición.

Gracias a la función que integra (AutoRF), el BM-780 II es una unidad de radiofrecuencia más cómoda y segura. Los resultados en el corte y la coagulación son óptimos y el riesgo de poder elegir un nivel demasiado alto de potencia se reduce previniendo calentar el tejido, crear una lesión o desecar el tejido.

El autoajuste del dispositivo evita la desecación del tejido no deseado en el  área de la cirugía  y asegura mejores resultados quirúrgicos sin daño a los tejidos no deseados.

 

El radiobisturí frente al láser

Los avances en electromedicina han propiciado también el advenimiento de la tecnología lumínica o láser.

A nuestro juicio, no siempre las aplicaciones y resultados obtenidos en la práctica clínica con el láser se corresponden con las indicaciones comerciales ya que muchas veces la palabra “láser” se usa más como herramienta comercial y de marketing que como una herramienta real de uso clínico diario.

Aunque creemos que en muchos aspectos la tecnología lumínica sí es y será la base de la cirugía moderna, hoy en día el láser no aporta ventajas demostradas en el corte y coagulación de tejidos que nos ocupa.

El láser es un aparato de alto coste que se utiliza con terminales grandes que no permiten un uso cómodo y preciso. Además de los peligros que conlleva un mal uso, un descuido o un mal ajuste de los parámetros del dispositivo, debemos dar por sentado que todos los aparatos utilizados pasan los controles y revisiones pertinentes.

Por todo esto, una vez solventado el aspecto del daño térmico colateral con el radiobisturí, podemos afirmar que las ventajas prácticas de este último respecto del láser ablativo para el corte y coagulación de tejidos son mucho mayores.

 

Aplicaciones de la radiocirugía

Pincha en las imágenes para ver los pdf con la información.

Radioplastia en Benidorm, Alicante.

Generador de radiofrecuencia para cirugía facial en Benidorm, Alicante

Radiofrecuencia para microcirugía

 

 

Mediante los diferentes terminales disponibles en el mercado las [highlight_blue]aplicaciones de la radiocirugía[/highlight_blue] son múltiples en nuestro campo.

  1. [highlight_blue]Terminal de aguja corta, recta o acodada[/highlight_blue]: Mediante su punta de 0,3 mm. permite un microcorte limpio, fino y seguro sin daño térmico lo que permite una cicatrización muy favorable: lo utilizamos en corte cutáneo directo en blefaroplastia, lifting y biopsias de piel o mucosa.Radiobisturí, Terminal de aguja corta

 

  1. [highlight_blue]Terminal de bola[/highlight_blue] mediante su punta de bola de 1. 3, y 5 mm. de diámetro permite una vaporización del tejido similar a la que produce el láser ablativo pero con mayor seguridad. Con este terminal eliminamos nevus y manchas cutáneas con cicatrización excelente. También lo utilizamos para vaporizar lesiones leucoplásicas en la mucosa oral.

Terminal de bola, radiocirugía

  1. [highlight_blue]Terminal de aguja larga [/highlight_blue]: utilizamos este terminal para la eliminación de arañas vasculares en la cara (pequeños capilares que se dilatan y se ven en la piel). Terminal de aguja larga, radiocirugía con radiobisturí en Benidorm, Alicante

 

  1. [highlight_blue]Terminal de asa [/highlight_blue]: con él eliminamos lesiones cutáneas más o menos grandes como queratosis seborréicas.Terminal de asa, radiocirugía con radiobisturí en Benidorm, Alicante

 

  1. [highlight_blue]Pinzas bipolar con punta de plata[/highlight_blue] permite la coagulación de los vasos sin quemadura. La plata evita que se pegue a la punta el tejido coagulado. Pinzas con punta de plata, radiobisturí

 

  1. [highlight_blue]Terminal de radiofrecuencia o radioplastia [/highlight_blue]: Sutter tiene un terminal específico para la realización de radiofrecuencia facial que utilizamos como complemento de múltiples tratamientos estando indicado su uso para el tratamiento de la flacidez cutánea. La radiofrecuencia produce un calentamiento gradual sobre la piel, actuando principalmente sobre las fibras existentes de colágeno, fortaleciéndolas y produciéndose en la piel un efecto llamado colagenogénesis (formación de nuevo colágeno), creando el efecto de contracción de la piel, y por lo tanto reduciendo la flacidez.

Terminal de radiofrecuencia o radioplastia en Benidorm, Alicante

Si tienes alguno de estos problemas y quieres que estudiemos tu caso, pásate por nuestra clínica (cómo llegar) o pide cita en el 966 80 48 41 o en info@cirugiafacialbenidorm.com

This post is also available in: Inglés

×
¿Quieres una cita? ¡Te llamamos gratis! - We call you back for free