Lobuloplastia - Lobuloplasty or earlobe surgery

La lobuloplastia es la cirugía para la reparación del lóbulo de las orejas.

Los lóbulos de las orejas se pueden romper, rasgar, descolgar o hacerse cada vez más finos por el uso de pendientes muy pesados, por el uso de expansores o piercings, o por algún accidente.

Procedimiento

El tipo de ruptura del lóbulo de las orejas será el que determinará la técnica a utilizar para la reparación.

El lóbulo rasgado o desgarrado de la oreja se puede reparar de dos maneras:

  • Con cierre simple: Se incide sobre las paredes del agujero, y la piel se sutura ocluyendo la parte posterior y anterior del lóbulo de la oreja.
  • Mediante reconstrucción con colgajos: Se crean dos colgajos triangulares de piel que se diseñan a ambos lados del agujero o desgarro. Estos flaps se giran y se intercambian sus posiciones. Esto permite que el tejido sano vaya de la periferia del lóbulo de la oreja hacia el área del desgarro o perforación.

La intervención se realiza con anestesia local y viene a durar menos de una hora. No precisa de ingreso hospitalario ni de medidas de cuidado especiales.

El paciente se va a casa una vez finalizado el procedimiento con unos apósitos para proteger las heridas y con una pauta sencilla de analgesia que garanticen su completo bienestar.

La sutura se retira en 10-14 días. La cicatriz va mejorando con el paso del tiempo, llegando a ser casi imperceptible.

Inmediatamente tras la cirugía y la recuperación se puede tomar la decisión de volver a llevar pendientes. La única e importante condición para ello es que el nuevo orificio no ha de coincidir con ninguna cicatriz previa, evitando así que se vuelvan a desgarrar los lóbulos.

Cirugía de lóbulo antes y después

Lobuloplastia antes y después