Patología oral y cervicofacial

Recomendaciones, cuidados y síntomas ante una rinoplastia

¿Te vas a someter a una rinoplastia y estás muerto de miedo? No sabes cómo prepararte para tu intervención. Te acabas de operar y no sabes qué es normal y qué no después de tu rinoplastia. Buscas en Google y no sabes qué parte de verdad o mentira hay sobre los síntomas post rinoplastia… Tranquilo, nuestros doctores responden…

PREOPERATORIO

  • Cuidados previos: no te sometas a baños de sol o UVA, depilaciones, etc., cualquier tratamiento agresivo para la piel debe evitarse desde 7 días antes de su intervención y hasta un mes después.
  • Cabello recogido: acude a la intervención con el cabello lo más recogido posible. Si es posible y sueles hacerlo, depílate las fosas nasales al menos una semana antes de la cirugía. De lo contrario, corta con unas tijeras los pelitos de las fosas nasales lo mejor posible el día antes de la intervención.
  • Hombres: no te olvides de afeitar bigote y barba ya que los pelos pueden contener gérmenes difíciles de eliminar.

 

POSTOPERATORIO

  • Gasa bajo la nariz:

    Es posible que lleves una gasa bajo la nariz, ajustada con un esparadrapo para hacer más cómoda la secreción nasal natural postoperatoria. Debes cambiarla cuando lo necesites. Es muy sencillo y no será más allá del día que te retiren los tapones.

 

  • Hematomas:

    En el postoperatorio inmediato puedes tener hematomas en los parpados, sobretodo al día siguiente a la intervención. Recomendamos para los hematomas aplicar Angiogel® pomada de 4 a 6 aplicaciones diarias retirando con una compresa húmeda el residuo antes de la siguiente aplicación.

 

  • Fiebre:

    No te alarmes si el mismo día o el siguiente a la intervención tienes fiebre moderada (menor de 38°C). Toda intervención quirúrgica supone un estrés y agresión física que puede provocarla y no tiene significado clínico, cediendo espontáneamente en un par de días. Llama a tu doctor si supera los 38°.

 

  • Tapones nasales:

    En la primera cita postoperatoria a las 24-48 horas de la intervención seguramente te retirarán sin molestia los taponamientos anatómicos permeables de esponja. Hasta entonces procura, si llevas puntos externos mantenerlos perfectamente limpios sin coágulos adheridos. Para ello puedes usar bastoncillos de algodón mojados en suero fisiológico estéril o agua hervida. Acto seguido se recomienda un toque con yodo o agua oxigenada.

 

  • Protector del dorso nasal:

    Es esa especie de funda o escayola que protege tu nariz después de operarte. Lo retiramos entre los 5 y los 7 días postcirugía. Después de su retirada se aconseja que la uses para dormir durante 2-3 semanas (por si te giras y te das un golpecito o te autooprimes sin querer la cara).

 

  • Cuidado de la piel:

    Es normal que al retirar la férula (el protector dorso nasal) y esparadrapos de la piel de la nariz notes esta durante un tiempo más sensible, reseca, incluso descamada. Puedes aplicarte una crema hidratante de calidad 3 o 4 veces al día.

 

  • Protección solar:

    La zona nasal, tras la intervención, altera su sensibilidad frente a agentes externos como el sol por lo que pueden producirse quemaduras solares. Aplícate filtro solar pantalla total siempre que salgas a la calle.

Si tienes cualquier duda que no se recoja en este listado, envíanosla por email a info@cirugiafacialbenidorm.com, estaremos encantados de responderte y de añadirla a este artículo para que sirva de ayuda a otros en tu mismo caso.

Otros artículos que te pueden interesar:

Rinomodelación

Se conoce como rinomodelación a la rinoplastia sin cirugía cuando los resultados estéticos se consiguen mediante la infiltración con materiales de relleno bajo anestesia local. This post is also available in: Inglés

COMPARTE ESTO:

Rinoplastia o cirugía de la nariz

This post is also available in: Inglés

COMPARTE ESTO:
COMPARTE ESTO:

This post is also available in: Inglés